Diputada Cicardini lamentó que canastas del gobierno sean compradas ocupando recursos de la región y planteó mecanismo de compra en comercio local

Su malestar manifestó la diputada (PS) por Atacama, Daniella Cicardini, por la forma de implementación del programa del gobierno “alimentos para Chile”, que pretende la entrega de canastas de alimentos y productos esenciales a 2, 5 millones de hogares, cuyo costo sería asumido en la zona con cargo a fondos de emergencia del 5%  FNDR del presupuesto regional.

Sobre el punto la parlamentaria precisó que “jamás nos opondríamos a que se haga entrega de estas canastas y me alegro que finalmente se realice a través de los municipios; por el contrario, le hemos venido pidiendo al gobierno desde abril que se haga cargo del hambre que iba a empujar a la gente a tener que exponerse al virus al seguir trabajando en la calle, o al salir a manifestarse como estamos viendo en distintas partes de Chile y ahora también en Copiapó”.

La diputada Cicardini planteó sin embargo que “es muy lamentable que después del anuncio del presidente en cadena y con bombos y platillos para todo el país, no solo nos hayamos ido dando cuenta que era una medida improvisada, que no estaba lista y generó caos en Santiago, sino que después confirmamos que venía con la especialidad de la casa que es la letra chica, con distintas declaraciones contradictorias sobre en qué porcentaje y a quiénes favorecía”.

“No contentos con eso, ahora la guinda de la torta es enterarnos que, de las 30 mil canastas que dicen se entregarán en la región ni una sola será adquirida con recursos del gobierno o con una inyección desde el nivel central, sino que todas serán compradas con fondos de emergencia de la propia región”.

“Esto para mí no solo es engañoso e indignante, sino que es una muestra más del centralismo del gobierno que pasa a llevar la capacidad y el derecho a decidir de la gente de Atacama sobre recursos que le pertenecen a la región, y que pudieron ser destinados a otras necesidades en el contexto de esta pandemia”, enfatizó Cicardini.

No obstante, la diputada agregó al respecto que “ya que se decidió seguir adelante con la entrega de canastas y que la compra se hará con recursos regionales, lo mínimo que yo esperaría es que desde la intendencia se haga y se cumpla el compromiso de adquirir los productos a los comercios locales, o se vea la factibilidad de incorporar a sectores como la pesca artesanal”.

“Pero además, ojalá se pudiera generar algún tipo de ayuda hacia otra de las actividades más afectados en esta pandemia, como son los transportistas escolares y colectiveros, que podrían colaborar en la distribución de estas canastas en coordinación con los municipios y las autoridades”, afirmó.

Propuesta

Del mismo modo, la legisladora planteó una propuesta alternativa futura a la modalidad de entrega de cajas, indicando que “el gobierno pudo dialogar antes sobre la mejor manera de implementar esta medida, porque ya que no aceptó incorporar esta ayuda directa en el ingreso familiar de emergencia, en lo personal hubiese preferido que se creara un mecanismo más rápido de ayuda y que apoyase también al comercio local”.

“Ante una emergencia como esta yo no me pierdo en lo ideológico, y hubiese sido una buena alternativa la posibilidad que las familias vulnerables y de clase media recibieran una tarjeta, un código, en el celular, un documento, etc., etc., que pudiese ser presentado en ferias, almacenes y pequeños negocios, de hasta cierto volumen de ventas, que les permitiese a esas familias retirar un listado de productos esenciales por un monto determinado, que después se le pagaría a esos pequeños comerciantes de la región y no a grandes proveedores”, detalló.

Respecto a los reparos del gobierno en el sentido que la entrega de canastas evita la salida de las personas, la parlamentaria cuestionó que “eso tendría algún mínimo sentido si solamente se estuvieran entregando canastas, ¿pero qué cree el gobierno que está haciendo la gente con los depósitos de las otras ayudas?; es obvio que están saliendo y van a seguir saliendo por necesidad”, argumentó.

“Acá lo importante es que se haga de manera ordenada. De partida con la propuesta que antes señalaba la gente tendría la opción de alejarse incluso solo hasta el almacén de la esquina, y por otra parte, para evitar aglomeraciones la liberación de estas tarjetas o códigos de compra se pudo haber hecho de manera escalonada; similar por ejemplo al pago por orden alfabético que ya se hace en el caso del cobro de otros beneficios”.

“Pero además, cuánto personal se está exponiendo en la logística del armado y entrega de estas canastas. Acaso ellos no se contagian o no tienen familia, ¿o el gobierno les entregó su carnet de inmunidad? Incluso el monto de la canasta quizás pudo ser mejorado con el ahorro en tiempo y recursos materiales y humanos de esta tremenda logística que armó el gobierno”, concluyó la diputada Cicardini.

Fuente: Holvoet 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *